Pepe, David y yo, Juan Carlos, realizamos una escapada a la Franqui, para rodar con Michel.
Un día variado en cuanto a climatología con sol, lluvia, viento moderado y a veces escaso.
Rodamos con velas de 3.0 por seguridad, pues el terreno estaba muy húmedo por lo que había una fina capa de fango muy resbaladizo. Siempre hay algún valiente y en este caso fue David que al final del día montó la vela de 4.0.

Fue una rodada muy tranquila. Con derrapes muy divertidos. muchas veces era el mismo viento el que nos hacia rodar de lado, con el carro casi a 45º respecto al sentido de la marcha.

No llegamos a alcanzar mucha velocidad, solo puntas de 40 km/hora, pero fue algo diferente.
Podemos decir que practicamos “barro-planning”.