Ayer, en un jugoso día de vela de 2.0, tuvimos la visita inesperada del colectivo “fantasmas de Oregón” que vino a rodar con nosotros, demostrándonos una vez mas que este deporte es inclusivo al más alto nivel.

Juanito, con su empatía característica, hizo buenas migas con Cásper, que estuvo dándole duro con la vela de 2.0, demostrando que no hace falta estar vivo para disfrutar de una buena rodada entre amigos.

Para los incrédulos, adjuntamos una foto de la rodada en la que Juanito y Casper van “a cuchillo”.